Contenido – El Palacio [editable]

El Palacio de Gaviria

El edificio ahora se reabre como nuevo espacio de exposiciones de Arthemisia y se incorpora a la rica escena artística madrileña.  Su construcción data de mediados del siglo XIX y es obra del arquitecto Aníbal Álvarez, que diseñó el edificio bajo el encargo del marqués Manuel de Gaviria y Douza, banquero y bolsista perteneciente a la novedosa burguesía madrileña decimonónica.

Se trata de una construcción realizada según el estilo italiano, muy de moda en aquella época, bajo la inspiración del romano Palacio de Farnesio. Este mismo estilo se desarrolló en otras construcciones como el palacio del marqués de Salamanca, que hizo furor entre la alta sociedad del Madrid postromántico. La edificación está organizada en torno a dos patios y una imponente escalera balaustrada de mármol que ha llegado hasta nuestros días.

Este palacio, también conocido en la época como “de Buena Esperanza” –en alusión a otro título nobiliario del marqués de Gaviria– fue inaugurado en 1851 con un baile presidido por la reina Isabel II. El diario “La Nación” destacó aquel año que en Madrid no había “ninguno que le iguale en lujo y magnificencia, en suntuosidad y buen gusto” a la vez que subrayaba su “gusto bramantesco” .

La fachada presenta un cuerpo bajo de aspecto almohadillado y las plantas siguientes están realizadas en en ladrillo, destacando la principal con balcones rematados por sencillos frontones curvos. Su interior esconde los techos pintados en la época por Joaquín Espalter y Rull, también de formación italiana. De esta forma, el público de Alphonse Mucha, podrá admirar también estas pinturas que exaltan el nombre de Isabel II, partiendo de imágenes de Isabel la Católica y la toma de Granada. Asimismo el público podrá admirar los espejos y elementos originales que decoraban los salones del palacio, cuya estructura se ha respetado para el diseño del montaje de la exposición.

El Palacio de Gaviria se encontraba en desuso desde hace siete años, desde que dejara de ser una de las discotecas más frecuentadas de la capital. Anteriormente también había funcionado como centro comercial de decomisos. Un lugar de referencia para toda una generación de madrileños y un espacio que se recupera para turistas y visitantes de la capital.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar